Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Los dermatólogos de IML son expertos
en el manejo del láser.
Medicina Estética Facial de vanguardia
en manos de los mejores especialistas.
IML ofrece tratamientos personalizados
contra celulitis y flacidez.
Tecnología y Medicina al servicio de la
Dermatología y los tratamientos estéticos.
Los mejores estándares de calidad
dentro de la medicina y la cirugía estética.
  

Tratamiento de la Hiperhidrosis¿Qué es la Toxina Botulínica?

La toxina botulínica, es una proteína producida por una bacteria (Clostridium Botulinum). Esta sustancia actúa produciendo un bloqueo de la liberación de Acetil-Colina a nivel de la transmisión de las sinapsis nerviosas colinérgicas periféricas.

Tratamiento sudoración con toxina botulínica (botox)

¿Le llamamos? »

Este bloqueo del estímulo nervioso convierte a la toxina botulínica en una herramienta terapéutica eficaz en diferentes tipos de problemas médicos:

  • Espasticidad de brazo o pierna en pacientes que han sufrido un ictus.
  • Espamos hemifaciales y distonías, blefarospasmo, tortícolis espasmódico.
  • Hiperhidrosis.
  • Fisura anal.

Igualmente, tiene aplicaciones estéticas debido a que puede mejorar las arrugas dinámicas o de expresión de zonas como entrecejo o patas de gallo.

Toxina Botulínica

Solicitar Consulta Gratuita

En el caso de la Hiperhidrosis lo interesante de la toxina botulínica es que bloquea la transmisión nerviosa que produce el estímulo de la producción de sudor. Se inyecta la toxina superficialmente en las zonas a tratar mediante micropunciones con aguja muy fina. En manos y pies requiere la anestesia local previa mediante crema anestésica, en axilas no suele ser necesario.

El efecto de esta toxina dura alrededor de 6 meses, por lo que es necesario realizar dos sesiones al año para mantener el efecto de inhibición de la sudoración de forma continuada. Los resultados son muy satisfactorios sobre todo en manos y axilas.

Tratamiento de sudoración con Toxina Botulínica

¿Desea más información? »

Tradicionalmente la Toxina Botulínica se ha conocido con el nombre de Botox. Realmente desde hace muchos años ha habido otras toxinas botulínicas autorizadas para ciertos tratamientos médicos no estéticos.

La toxina botulínica para hiperhidrosis debe ser aplicada por un médico experto en su manejo, para obtener el efecto de control sobre la sudoración y evitar efectos secundarios no deseables como la paralización motora transitoria de ciertos músculos.

¿Tiene alguna duda sobre el tratamiento Hiperhidrosis? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta